domingo, 5 de octubre de 2008

Pequeño artefacto

Unos cuantos medios contaron en sus titulares que ETA había hecho estallar "un pequeño artefacto" en los juzgados de Tolosa.

(La foto estaba aquí)

Manteniendo ese criterio, imagino la narración de los hechos si al guardia jurado que salió unos minutos antes le hubiera pillado la bomba: "La explosión del pequeño artefacto arrancó una pierna y reventó los ojos al guardia jurado. Pero podía haber sido peor". Y un editorial que se solidarizara con la víctima y tratara de animarlo quitando hierro: "Vamos, machote, que no es para tanto".

8 comentarios:

Paco Sancho dijo...

Esto es por el copipega. Un avispado redactor de agencia califica en su titular de "pequeño" el artefacto (sin haber estado allí, sin haber visto la foto, fiándose de alguien al teléfono) y todos a fotocopiar.
Periodismo de precisión.
(A lo del guarda jurado, como lo describes, lo hubieran calificado como "pequeñas mutilaciones").

Ander Izagirre dijo...

Sí, Paco. La noticia de los 3.300 euros necesarios para emanciparse también fue un cortapega lamentable. Según un estudio, esa era la cantidad media que debía ingresar una persona humana para no dedicar más del 30% del sueldo a la hipoteca. De ahí, algún lumbrera dio una pirueta lógica: ¡hacen falta 3.300 euros para emanciparse! Y un montón de medios lo copiaron tal cual, sin el mínimo espíritu crítico.

¿Ningún redactor pensó dos minutos antes de copiar el texto de la agencia? ¿No se dieron cuenta de que casi ninguna de las personas "emancipadas" que conocían ganaba 3.300 euros?

La realidad chocaba de frente contra ese dato tan escandalosamente tergiversado, pero no hicieron ni puñetero caso a la realidad.

Jonathan dijo...

Ander, parece mentira que seas periodista. Hoy día la prensa, escrita o vista u oida, no busca la Noticia, la compra al por mayor a 4 agencias y que muchas veces ni siquiera la busca, se limitan a esperar a que les llegue o se la inventan.

Si empecé a leerte (tus reportajes del D.V), no sólo era por el estilo y contenido, sino porque se veía que te habías molestado en recorrer los sitios que describías y en hablar con la gente local y en informarte sobre el sitio... (otros se habrían limitado a copiar 4 follestos turísticos)

Lo dicho, parece mentira que seas periodista ;-)

alvarhillo dijo...

Joder con el "pequeño artefacto" si llega a ser grande saca a Tolosa del mapa.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

"Hizo mal en acudir a la prensa", le reprochó el policía que le tomaba declaración. "Solo era una granada artesanal, de poca potencia, apenas 70 gramos de dinamita. Aunque hubiera abierto la puerta, no habría muerto por la explosión. Como mucho, habría perdido la vista y el oído, y tal vez solo por un tiempo". La periodista Elena Tregúbova no daba crédito. Se había salvado de milagro de morir en un atentado y el policía le exigía silencio. Era el 2 de febrero de 2004.

Lo anterior es el relato del atentado que sufrió Elena Tregúbova, periodista rusa que en este momento vive asilada en Inglaterra. Fue compañera de trabajo y vecina de Anna Politkovskaya.
También fue víctima de un pequeño artefacto. Me pregunto de qué tamaño es la conciencia de quien estima que una bomba es pequeña.

LUISGUI dijo...

Al margen del copipega que dice Paco, cada vez me da más asco la jerga periodística a la hora de hablar de los atentados, sean cual sea su firma, y expresiones como terrorismo de baja intensidad, etc, etc. Es como si los ordenadores de ciertos periodistas/periódicos tuvieran teclas programadas que ponen casi párrafos calcados de una información a otra.

Xabi dijo...

Yo vi la noticia en la tele, y es que mientras explicaban la noticia del pequeño artefacto estaban dando imágenes de vídeo de cómo había quedado la fachada.

Un dato que no guardo es la cadena que lo emitía. Supongo que sería alguna a la que le interesa minimizar los actos terroristas, porque el copiapega para este caso ya no cuela.

Erri-Berri dijo...

¿La tele? Electricidad, que dice Mr. Arkadi(n)

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.