miércoles, 29 de octubre de 2008

Amigos que traen el mundo

A la vuelta de algún viaje, Arantza, mi sherpa de Aramaio, me hizo una petición hermosa desde su valle alavés: "Ven a visitarnos y tráenos el mundo".

Acabo de recibir mensajes de dos amigos que andan de viaje y tienen el detalle de traernos el mundo. Y además saben traerlo muy bien, con unas referencias muy ilustrativas.

Dani-Caravinagre
pasa unos meses en el sur de Inglaterra, haciendo un curso intensivo de inglés que probablemente le sirva para diferenciar por fin years y days, y no volver a asustar a nadie explicando que llevábamos dos years en Groenlandia sin poder tomar el avión de regreso. Pues bien, Dani se ha escapado unos días a Escocia y ayer un escocés le explicó, así en frío, que las diferencias entre el idioma gaélico escocés y el gaélico irlandés son... "como las diferencias entre Osasuna y la Real Sociedad": notorias para los locales pero imperceptibles para los foráneos. Toma ya. (Yo añadiría que tanto los idiomas como los equipos corren grave riesgo de desaparición, unos más que otros, pero dejemos las analogías y los chistes para los comentarios).

Dani, además, ha bautizado las comarcas cercanas a Glasgow como ¡Nueva Ultzama del Norte! Dice que si bautizaron como Nueva Escocia un territorio en Canadá y como Nueva Escocia del Sur otro en Nueva Zelanda, por qué él no va a tener derecho. Aplaudo con las orejas.

Mientras tanto, Josema anda por Ecuador recorriendo el país y subiendo volcanes. A los pocos días de llegar intentó subir al Cotopaxi (5.897 metros). Cuando llegó a los 5.700 metros, decidió darse la vuelta porque entró una niebla muy cerrada. Además, tenía frío y sentía un fuerte malestar por culpa de la altitud. "Me precipité con la altitud", explica. "El malestar era como una resaca tras las Feria de Santo Tomás". Es una resaca muy precisa.

Unos días más tarde se acercó al volcán Chimborazo (6.310 m. y un dato curioso: es el punto más alejado del centro de la Tierra; venga, dadle unas vueltas al tema). Pasó varias jornadas en los alrededores, dando paseos y durmiendo en pueblos a 4.000 metros y en un refugio a 5.000. Ya no le dolía la cabeza ni la tripa ni nada: aclimatación ideal. Pero al despertarse se encontró una sorpresa: "No ha parado de nevar en toda la noche, y claro, se tapa la huella y la montaña se carga de nieve. Me ha dicho el guarda del refugio que no cree que se acerque nadie por lo menos en dos días, hasta que se endurezca la nieve. ¿Qué hago? Tooo pa bajo. ¿Me estaré haciendo mayor? Lo digo porque si esto me hubiera ocurrido hace diez años, me hubiera dado mucha más rabia. Creo que empiezo a ver las situaciones desde otro punto de vista".

Ahora Josema está en Riobamba. "No hago más que ver `hornados' y 'salchipapas', qué lujo. Las salchipapas me imagino que equivalen al lomo-pi-qué del Juantxo, por lo menos". (Traduzco: bocadillo de lomo, pimientos y queso del bar Juantxo, en la Parte Vieja donostiarra).

Y así pasamos el rato, un poco en Glasgow y un poco en el Chimborazo.

5 comentarios:

Thunder dijo...

He sacado una foto a una placa del Refugio Carrel del Chimborazo en la cual compiten en altura (o mejor dicho en distancia desde el centro de la tierra) éste y el Everest. La diferencia es de 2km220m a favor del volcán ecuatoriano, siempre desde el centro de la tierra claro.

desertora dijo...

Supongo que tiene que ver con que la Tierra no es una esfera perfecta, sino achatada en los polos, lo que hace que el cinturón ecuatoriano sea el paralelo más alejado del centro de la Tierra... digo yo.

Antonio M. dijo...

Cuando viví en Ecuador intenté el asalto al Cotopaxi y fracasé con todas las de la ley. El mal de altura no se asemeja al chuchaqui (resaca en ecuatoriano), es un malestar generalizado que te deja traspuesto. Un paso hacia arriba y tu cerebro empieza mandar órdenes de dolor a todo tu cuerpo para que abandones.

Lo que resulta curioso es que mi compañero de piso, Aritz, pamplonica de toda la vida, no llegó a la cima porque había mucho hielo. Siempre habrá diferencias entre vascos y andaluces.

Rodrigo dijo...

También creo que la diferencia de altura es por aquello de que "la tierra está achatada por los polos" (como aquel chiste malo).

Lo del lomo-pi-qué me recuerda a una bocatería en Burgos, donde tenían los nombres de los bocatas, ingredientes, precios... en un tablón con letras de plástico como las de los precios de las fruterías o pescaderías. Según se les iban rompiendo las letras, cada vez abreviaban más, hasta que llegaron a "LOMO QP" (lomo, queso, pimientos). Por supuesto, nosotros siempre pedíamos "Un Lomo Coupé, por favor".

Silvia dijo...

El Chimborazo es el más alto porque está en la parte del ecuador, que está más curvada :) A toda esa zona la llaman la Avenida de los Volcanes (que tenga cuidado con el Tungurahua, que está en activo!) Y como viene el día de Todos los Santos puede acompañar la salchipapa con una buena colada morada.

Pd. Me solidarizo con Dani, que aún recuerdo la vergüenza que pasé cuando a una camarera, en lugar de pedirle 'water', le pedí insistentemente un vaso de 'waiter'...

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.