lunes, 29 de septiembre de 2008

No es país para facebooks (2)

Ayer domingo, a media mañana, salí de casa para dar un paseo. Tenía muy reciente el texto sobre Jaizkibel y el posterior debate, así que me entraron ganas de recorrer aquellos escenarios: subí desde Lezo hasta el primer torreón, pasé por el Fuerte de Lord John, bajé en picado a Pasajes de San Juan, me acerqué a la bocana de la bahía, subí al gran semáforo de Talaia y recorrí la cresta vertiginosa sobre los acantilados de Arrokaundieta. También tenía muy reciente el relato de Eresfea sobre el encuentro tan vasco de dos montañeros.

Subía por un paso aéreo de la cresta cuando me encontré con un hombre barbudo de unos 60 años que bajaba. Se paró a saludarme, "zer, buelta bat ematen?", y me preguntó qué recorrido quería hacer. Le expliqué que estaba dando un paseo breve. "Ah, es que hay gente que quiere ir por la ruta litoral hasta Hondarribia y creen que tardarán cuatro horas. Y se tardan nueve. Habría que poner un cartel en Pasajes, para avisar".

Vi a aquel hombre tan pendiente de los paseantes que se me encendió una bombilla: "Ez zara Miguel Lujanbio izango, ezta?". El hombre se rió, sorprendido: sí, era Miguel Lujanbio.

Yo sabía que un tal Miguel Lujanbio, del Club Vasco de Camping, se había tomado la tremenda tarea de señalizar con trazos de pintura blanca y verde la ruta litoral de Jaizkibel, desde Pasajes hasta Hondarribia (veintipico kilómetros de caminata por un litoral salvaje, por un itinerario tan quebrado y tan plagado de repechones que acaba sumando 1.500 metros de desnivel: un palizón). Le dije a Miguel que estaba agradecidísimo por su trabajo. Le expliqué que yo era periodista, que la revista Euskal Herria me había encargado que recorriera toda la costa vasca a pie, desde Baiona hasta Muskiz, para escribir una guía, y que el pasado invierno había caminado desde Hondarribia hasta Pasajes siguiendo sus marcas. Le pregunté una curiosidad: cuando yo recorrí este tramo, la señal que indicaba la ruta consistía en un trazo blanco y otro verde; ahora, los dos trazos son siempre blancos (como ya me avisaron Patxi y Eresfea hace unas semanas). Las marcas de pintura para indicar rutas están homologadas: los trazos blancos y verdes se emplean para las rutas SL ("sendero local"). Así que la Federación Vasca de Montaña pidió a Miguel que, si podía ser, cambiara esos colores para no confundir a la gente. El bueno de Miguel se recorrió de nuevo todo el litoral y pintó un trazo blanco encima de cada trazo verde, durante veintipico kilómetros, de roca en roca, de tronco en tronco.

Le dije que me gustaría enviarle un ejemplar de la revista Euskal Herria y, cuando salga en diciembre, un ejemplar del libro Trekking de la costa vasca. Saqué un bolígrafo y el libro que llevaba en la mochila. Miguel escribió sus señas en la guarda de Al este del edén. Para que me entendáis los cibernautas, digamos que lo enlacé en mi (face)book. Después me dijo que había hecho un pequeño montaje de fotos de Jaizkibel, acompañadas de música, y que me daría una copia en un dvd. Mencionó algunos bares de Lezo, para saber cuál quedaba más cerca de mi casa, y yo le dije entusiasmado que sí, que podíamos quedar algún día de éstos.

-No, no -me cortó-. Yo no suelo ir por allá. Es que mi hija va a menudo a Lezo y te lo puede dejar allí mismo. Dame tu teléfono, si quieres, y te avisaré cuando lo deje en algún bar.

Nos despedimos, muy contentos los dos por habernos conocido. Y nos citamos de una manera imprecisa: ya nos encontraremos por estos caminos algún otro día...

Me acordé de Eresfea y del montañero de Gaintza con el que se ha encontrado tres veces en tres años. Pensé que le llevo ventaja, porque al primer encuentro yo ya he intercambiado las señas y el teléfono, pero también pensé que quizá pase otro par de años hasta que me cruce con Miguel. Y le copié la conclusión: lo más importante es que esta vez nos hemos presentado.

* * *

Sigo copiando a Eresfea. Esta vez, un texto que escribió hace unos meses sobre los hitos.

"En la montaña, a veces, la senda no está bien dibujada. Entonces se agradece la guía de los montoncitos de piedras, los hitos que los franceses llaman cairn.

Tengo una extraña confianza en los hitos. Aunque se desvíen de la mejor ruta, señalan el camino que otro hizo, el que tú reafirmas con tus pasos; marcan, también, la preocupación de otro por los pasos de los demás. Son montones de generosidad".

* * *


(Ya publiqué esta foto hace meses, cuando recorrí el litoral de Jaizkibel con Xabier Igoa. Esta vez, en lugar de fijaros en las habilidades acrobáticas de Xabier, mirad la marca de pintura blanca y verde que indica la ruta: es la huella generosa de Miguel Lujanbio).

13 comentarios:

Sergio dijo...

Siempre me he preguntado cómo harían para pintar las señales de los caminos. ¿Iría una cuadrilla con botes pequeños de pintura y repetirían la excursión varias veces hasta terminar? ¿Usarían sprays? ¿Sería un único individuo cargado con dos botes de cinco kilos, uno blanco y otro verde, quien se encargaría de todo el proceso?

No me habría gustado estar en el pellejo del representante de la Federación Vasca de Montaña cuando fue a pedir la rectificación.

eresfea dijo...

Gracias, Ander.

Sergio, vi en Aralar al señor que pinta las GR en Guipúzcoa. En la riñonera llevaba dos brochas y dos botes de pintura. Subía por el camino de minas, cerca de Pardeluts, brochazo aquí brochazo allá.
Fue el 25 de julio de 2007, y ese día renové la lista de mis oficios perfectos:
1. Catador de merengues.
2. Alimentador de los tiburones del acuario de San Sebastián.
3. Pintor y restaurador de las marcas montañeras de Guipúzcoa.

LUISGUI dijo...

Qué envidia poder estar allí. Imagino que los helechos de Jaizkibel ya empiezan a cambiar de color, y el mar estará increíble a estas alturas de septiembre.

A ver si voy pronto...

Anónimo dijo...

Api! Muy buenos los ultimos post, la verdad uqe me han abierto el gusanillo de conocer jaizkibel a pata, ya vale de subirla en bici. Alguna guia o libro recomendau para conocer como se debe los entresijos de Jaizkibel? Y ya puest alguno paa los recobecos de Ulia? Eskerrik asko!!

Ander Izagirre dijo...

Sergio, yo también me lo he preguntado muchas veces, y me encantaría pasar una mañana con alguien que vaya repasando las pinturas (por ejemplo: las rojiblancas del GR-123, Vuelta a Vizcaya, están descuidadísimas; a ver si algún vizcaíno se anima a darles un repaso poco a poco).

Anónimo, la página del Club Vasco de Camping tiene una sección de descargas en la que puedes bajarte unos cuantos recorridos en pdf, incluidos varios por Jaizkibel y Ulía

Mira aquí.

Otra opción: en el número 34 de la revista Euskal Herria (junio-julio 2008) publiqué la primera entrega del Trekking de la costa vasca, con las etapas de Baiona a Donostia, que incluyen las travesías litorales de Jaizkibel y Ulía. Puedes buscar esa revista o esperar a diciembre, cuando se publicará el libro-guía del recorrido.

Minerva dijo...

El último texto que citaste de Eresfea es un de mis favoritos. Explica el afán montañero de forma clara y fascinante.

PD:Por mi parte, ya caí en el mundo del Facebook. Me obligaron y ahora no sé cómo salir.

Ander Izagirre dijo...

Minerva: la montaña es uno de los mejores sitios para encontrar a esa gente de generosidad callada que tanto nos fascina a Eresfea, a vos, a mí, a tantos.

(Y conozco una escapatoria para el Facebook: la puerta de casa. Ábrela. Pero no lo comentes mucho por ahí, guarda el secreto).

Anónimo dijo...

Bale! Ya no hay escusas. Jaizkibel me da pena no conocerlo, pero ya hasta los de erasmus conocen Ulia mejor que yo, y eso que me tirau toda mi juventud en el fronton de Sagües!

Muchas Truncias por los recorridos.

Ander Izagirre dijo...

Anónimo, te recomiendo la ruta litoral de Ulía, desde Gros hasta Pasajes (sigue las marcas de pintura amarilla en forma de dos botas pequeñitas). Tómate dos horas y media o tres para hacerla con calma. Y descubrirás un mundo.

Anónimo dijo...

¿Los dos trazos blancos? No me suena haber visto algo así por el monte. Hace algún tiempo que no ando por Jaizkibel pero creo que la GR-121 (Vuelta a Gipuzkoa) pasa por él. Las GR, como creo que muchos montañeros sabemos, tienen un trazo blanco y otro rojo: http://www.rutasyviajes.net/documentos/tipossenderos.html

Por cierto, me acabo de enterar de la existencia de los SU (Senderos Urbanos), pintados de con un trazo rojo y otro amarillo. ¿Alguien sabe si hay por Donostia o ciudades cercanas alguno?

Ander dijo...

Anónimo, el GR-121 (trazos rojiblancos) pasa por Jaizkibel, sí. Pero hay un itinerario litoral muy duro y muy espectacular, que va subiendo y bajando acantilados, que está marcado con dos trazos blancos. Tampoco conozco eso de los SU.

Anónimo dijo...

Gracias, Ander. Conozco en parte el intinerario que dices, casi tocando el agua. La GR debe de ir por más arriba, igual que el Camino de Santiago, etc. Pero, ¿se han inventado lo de los 2 trazos blancos Miguel Lujanbio o Federación Vasca de Montaña? Es que no lo he visto en ningún sitio y buscando en internet no veo nada de eso. Si me permites una bromilla, tal vez hayan inventado las CR (Cabra Recorrido) ... Eso sí, para andadores bipatícolas ...

Ander dijo...

Anónimo, el Camino de Santiago va por la fea y sosa falda sur de Jaizkibel (aunque en Guadalupe hay un cartel que explica a los peregrinos que pueden ir por la ruta de los torreones, mucho más atractiva). Por el trazado del GR han construido el excesivo sendero Talaia, autopista para caminantes. Y pegado al litoral va el recorrido señalizado por Lujanbio: el hombre lo hizo con trazos verdes y blancos, pero de la Federación le dijeron que eso indicaba un sendero local y que podía llevar a confusión (¡son 9 horas!). Así que el hombre agarró y repintó todas las señales. Desde entonces son blanca y blanca. Yo hice el recorrido integral de los acantilados hace ya tres años, pero he visto las marcas blancas hace poco en diversos tramos.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.