lunes, 8 de septiembre de 2008

Palante

El banco que patrocina la Liga de fútbol nos bombardea con una cancioncilla plagada de versos horribles y horteras. Y en el anuncio televisivo hay que ver a los entrenadores diciendo txotxoladas de semejante calibre: "¡Por los sueños que aún nos quedan!", "¡por aquellos que están por venir!", "¡porque no importa la meta!". Me imagino a uno de estos entrenadores dentro de mes y medio, cuando lleve dos empates y cuatro derrotas, el día en que pierda en casa 0-3 y todo el estadio le abuchee, le insulte y le grite que se vaya, me lo imagino saliendo al centro del campo, levantando los brazos, mirando al cielo y gritando "¡porque no importa la meta!".

Uno de los versos me tiene especialmente carioco: "El destino es la promesa de seguir", dice. ¿Qué narices significa eso? Para componer una letra épica y sin estafas poéticas yo hubiera fichado a Gregorio Sánchez, un hombre mucho más claro, capaz de explicar así el origen de la palabra fistro: "Es una palabra planetaria, y como yo soy gémenis, procede de una galaxia de 1801".

No hay color.

10 comentarios:

el jukebox dijo...

Pues igual estoy equivocado, pero me parece que la cancioncita es de uno de los de La Oreja de Van Gogh. Si le ves por la calle, igual puedes preguntarle qué significa eso de "El destino es la promesa de seguir", aunque para mí está claro: no significa nada.

Ander Izagirre dijo...

Sí, Jukebox, la canción es de Xabier San Martín. ¿Sabes dónde me enteré de que la letra era suya? En la crónica del DV sobre el partido de la Real en Zaragoza. Se titulaba "La promesa de seguir".

Si presentamos un informe cuyos dos primeros párrafos estén escritos con esta poesía deslumbrante, nos dan la capitalidad cultural europea fijo.

Sergio dijo...

"El destino es la promesa de seguir" tiene un significado evidente, y más aún viniendo de un grupo de Donosti.
Es una referencia clara a que el destino de los hinchas de la real es que les prometan seguir en primera división. Después de la debacle de hace dos años, tuvieron que hacer la letra ininteligible para que la gente no linchara al autor.
PD Hay rumores sobre que la huida de Amaia guarda relación con este hecho.

Ander Izagirre dijo...

Sergio, en ese caso yo creo que se ha caído una letra. Al frente de la Real tenemos a un plusmarquista de las promesas, y muchas de ellas no han sido destino sino... desatino.

desertora dijo...

Querrás decir "palante."

Ander Izagirre dijo...

Exacto, desertora. "Palante."

J. dijo...

Esas paparruchadas solo podrían nacer de la inteligencia esquiva de un banco. En el fondo, todo tiene doble sentdo y poco que ver con el balonpié. En vez de "por los sueños que aún nos quedan", bien podrían decir, "Por los años de hipoteca que aún nos quedan". O añadir en ésta, "porque no importa la meta, sino pagarla"

Y bueno, el verso carioco completo es así: "El destino es la promesa de seguir apoquinando".

LUISGUI dijo...

El anuncio es como el que hicieron los chicos de Cuatro con el ¡podemos! para la Eurocopa con todos la chavalería de comentaristas de la cadena disfrazados de futbolistas y conjurados en el vestuario, cuando no habrán jugado a fútbol en su vida, ni saben lo que es una buena patada.

Pero es lo que se lleva. El fútbol como épica, la gran batalla de la Liga, los sueños que están por venir, no importa la meta... Claro, claro, y tipos que cobran auténticas millonadas, curran una hora y media al día y se cabrean a mitad de temporada si no llegan a un acuerdo con las primas que van a cobrar. Con la que nos está cayendo ahí fuera al resto de los mortales... pero fútbol es fútbol.

IMANOL dijo...

fistro! tenemos que quedar para que nos ilustres de Marruecos. Recuerda que nos vamos el sábado tempranito.

Paco Sánchez dijo...

Yo nunca me metería con un Banco... Ander, arriesgas mucho!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.