sábado, 22 de marzo de 2008

Poesía


"Y en el centro de la bahía, la inmóvil isla de Santa Clara", escribió el alumno. Intenté explicarle por qué sobraba el adjetivo. Y me respondió a media voz: "Ya, pero es que yo suelo escribir poesía".

Poesía, poesía.
Yo poesía un gato,
pero se escapó
el muy perro.

(La foto la encontré aquí)

11 comentarios:

J M C dijo...

Ander:
No dejes de leer "Virutas de taller", de Miguel d'Ors. Encontrarás argumentos, citas, versos y ejemplos para tu alumno y otros como él, aunque ya sé que no te hacen falta.

E. G-Máiquez dijo...

Pues a mí me gusta esa aliteración de la isla inmóvil, como una ola de hielo o de piedra, etc.
Ánimos (a ti y al alumno).

eresfea dijo...

JMC, anoto el libro de D'Ors. No lo he leído.

Ander Izagirre dijo...

También tomo nota, Javi. Y gracias, e.g-máiquez

migramundo dijo...

Pues no parece tordo el alumno, no. Claro que, tratándose de poesía, quién sabe... Saludos.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Santa Clara, no sé, pero hay islas que son balsas de piedra, y flotan y, a veces, quedan varadas. Los mismos continentes, que son islas muy grandes, no están inmóviles.

Caravinagre dijo...

Poesía no sé. Pero esa foto es lirismo puro. Impresionante belleza.

¡Quién sabe si Santa Clara se mueve o deriva!

Ander Izagirre dijo...

Cierto: la geología desmiente el pleonasmo.

En Santa Clara (y en el monte Urgull) vive una subespecie endémica de lagartija: Podarcis hispanica sebastiani. ¿La habrá visto eresfea?

Paco Sánchez dijo...

Ves? Ya dudas. Si es que no hay manera de enseñar a escribir...

Ander Izagirre dijo...

En realidad, la geología descarta el adjetivo. La isla se mueve, por supuesto. ¡Todo si muove!

¿Eliminamos "inmóvil" del diccionario? Sólo hay que decidir si escribimos en escala humana o geológica. Una duda que no nos esperábamos en la tarea de enseñar a escribir, ¿verdad, Paco?

Paco Sánchez dijo...

Bien dicho, sí señor. Así se habla.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.