lunes, 23 de junio de 2008

Calentamiento global: se derriten los cerebros


Dos osos polares llegan a Islandia, flotando en hielos a la deriva, los islandeses los matan a tiros y algunos periodistas descubren otra señal del apocalipsis: ¡el cambio climático! "Tiroteados por el deshielo", titulan en Público. Y dicen que el oso tiroteado es "uno de los últimos signos del calentamiento del planeta".

Un blog de Greenpeace
dice que el cambio climático produce "estos hechos hasta ahora imposibles" (hechos imposibles: la llegada de osos a Islandia).

Pues bien. Esos "hechos imposibles" son hechos bastante habituales. Ahora y hace siglos. Los osos polares llegan con cierta frecuencia a Islandia, flotando sobre hielos a la deriva y nadando en los últimos tramos. En la costa norte abundan los testimonios de ataques de osos polares. En uno de los pueblos de la zona exhiben uno cazado en el siglo XIX. Los dos últimos de los que se tenía constancia fueron abatidos en 1988 y 1993. De hecho, existe una ley islandesa que permite la caza del oso cuando amenaza a personas o a ganado. Sería una ley muy curiosa, si realmente en ese país nunca hubieran visto un plantígrado. Quizá el deshielo del Ártico favorezca la llegada a Islandia de más osos de lo habitual, es posible y hasta probable, pero en las noticias no he leído ningún dato acerca de esta hipotética tendencia.

Repito lo que dije en el anterior texto, el del fracaso periodístico: un periodista que trabaja con símbolos hace literatura o hace sermones, pero no periodismo. El periodismo trabaja con hechos. En este caso, algunos periodistas han trabajado con símbolos. Han escrito sermones. Tenían una idea preconcebida (hay señales catastróficas del calentamiento global por todas partes) y han encontrado un símbolo dramático (el oso polar abatido) para exponer su idea. Han sido capaces hasta de imaginarse las razones del oso para viajar: no encontraba comida y tuvo que emigrar, dicen. Pero en realidad no sabían nada sobre el oso. Es como si yo hubiera escrito un reportaje sobre el drama de los emigrantes, basado en la terrible historia de los ocupantes de ese coche jordano del que no sé absolutamente nada.

El calentamiento global, un tema científico muy serio y muy complejo, se ha convertido en un sermoncillo de moda. El calentamiento global es un mantra que vale para echar la culpa a los demás y absolverse uno mismo. Al parecer, lo primero que derrite el calentamiento global es el rigor y el sentido crítico.

9 comentarios:

albardäo dijo...

calentamiento global... eso es lo que tanto preocupa a la Iglesia, ¡No?

Ander Izagirre dijo...

Ay, albardäo, me parece que en Berritxu te criaron dentro de algún invernadero. Tú sí que estás calentäo...

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Pues lo del apolalipsis es verdad. El sábado otra vez se inundó Getxo (y ya van tres), aunque el único oso polar que se ha visto en la zona era el del circo Atlas.

albardäo dijo...

Qué penica. Teníamos 75 -la mayor concentración de invernaderos de Bizkaia-, un desierto de plástico que echamos en falta: nos arreglaba muchas cenas de cuadrilla.
Ahora nos calentamos jugando al mus. Y funciona.

Jonathan dijo...

Que yo sepa, los oso polares son animales "marinos", vamos que se pasan la vida en el mar salvo en epoca de cria e invernación.

Vamos que es más lógico que lleguen a nado, y si estaban sobre algún trozo de hielo es que se habría subido a descansar.

Un saludo

J. dijo...

Ah, qué sería de nosotros sin los cliches periodísticos...

J. dijo...

... osobucos...

Ander Izagirre dijo...

Jonathan, el oso polar es efectivamente Ursus maritimus. Dudaba de que fuera capaz de nadar desde Groenlandia a Islandia, pero leo en la wikipedia que pueden llegar a nadar cientos de kilómetros. ¡Qué cosa! Supongo que harán el viaje en el coche ártico de San Fernando, un ratito sobre el hielo y otro ratito nadando.

Otra historieta: el único mamífero terrestre autóctono de Islandia es el zorro polar (el segundo mamífero terrestre que se afincó en Islandia fueron unos monjes irlandeses, y luego los vikingos). Y suponen que el zorro sí que llegó flotando sobre hielo a la deriva hasta Islandia. Y no creo que eso fuera por culpa de las centrales térmicas, ni siquiera por culpa de Bush, ¿no?

Miguel&Lorena dijo...

Hola Ander:

Ahora resulta que el petróleo sube de precio por el calentamiento global... La gente hace cualquier cosa por escandalizar al mogollón y rascar unos cuantos nuevos adeptos, no sé digo yo.
Un abrazo campeón!!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.