miércoles, 26 de diciembre de 2007

Lectura de acantilados







Los acantilados de Zumaia y Deba son un fichero de la historia de nuestro planeta. Geólogos de todo el mundo vienen a leer el flysch, ese inmenso hojaldre de piedra que va alternando capas de calizas, margas y areniscas. Esas capas son sedimentos acumulados en el fondo del mar hace decenas de millones de años, que emergieron por los movimientos tectónicos y que han quedado al descubierto gracias a la erosión. Su composición da muchas pistas a los geólogos, que saben leer en cada capa una página de historia natural. Entre todas forman un libro de ocho kilómetros que abarca 50 millones de años (desde hace 100 hasta hace 50 millones de años). Algunos acontecimientos de ese periodo pueden leerse con una claridad asombrosa, casi única en el mundo, siempre que nos lo explique un geólogo. En una de las visitas que organiza el centro zumaiarra de Algorri, podemos acercarnos al acantilado y leer en sus capas la extinción de los dinosaurios, el nacimiento de los Pirineos o los cambios cíclicos del clima.

La semana pasada recorrí de nuevo los acantilados. La visita con el geólogo la hice el pasado verano y la conté con detalle en este reportaje.

(Pinchad en las fotos y se ampliarán).

11 comentarios:

Lucía Martínez Odriozola dijo...

También en mi pueblo, Getxo, hay muestras de ese hojaldre. A la izquierda de la playa de Arrigunaga, quedan a la vista las capas de la historia. Aquí, a esa roca, sobre la cual está edificada Algorta, se la llama Abasota y aflora en lo que los mapas llaman la restinga de San Ignacio, y tierra adentro por una zona llamada Bolue.
Hace unos días subía a Algorta, cuando me quedé paralizada en unas obras de la cuesta: allí se veían esas capas superpuestas de la historia de la tierra. Estaban casi a flor de piel. Las miré un buen rato, pero a mí no me decían nada y, si hablaban, yo no las entendía.

alvarhillo dijo...

Me encantan las fotos. Sobre todo la del centro. Parece uno de esos libros ajados y mil veces leidos que encuentras en un librero de lance y no tienes más remedio que enamorarte de él y llevártelo a casa.

Marc Roig Tió dijo...

Y ahora, ¿estamos escribiendo la página referente al cambio climático o es una tontería política?

Ander Izagirre dijo...

Lucía: por eso es bueno ir con un geólogo que te las lea. Por cierto, mis caminatas costeras me llevarán por tu pueblo dentro de unos días (¿Qué es una restinga?).

Alvarhillo: ¿el peñón de Ifach es calizo? (No se me ocurren más temas geológicos alicantinos).

Marc, el geólogo era extremadamente cauto con el asunto del cambio climático. Decía que la influencia humana era evidente pero que los ciclos climáticos son complejísimos como para que unos años de calor o de sequías o de fríos o de lo que sea demuestren una tendencia.

Lucía Martínez Odriozola dijo...

Lo que se ve en la tercera de tus fotos es la restinga. Según el DRAE, 1. f. Punta o lengua de arena o piedra debajo del agua y a poca profundidad.
A mí me resulta conocidísima esa foto porque se parece mucho a lo que contaba de la parte izda. de Arrigunaga.
Lo de pasear con el geólogo me parece tan buena idea que les voy a pedir a los Reyes uno de bolsillo, para meterlo con el MP3, y poder usarlo cuando me venga en gana.
Creo que lo que preguntaba Marc no estaba relacionado con la influencia humana en el cambio climático sino con la huella que dejará. Y a eso le puedo contestar hasta yo.
Es indudable que la Tierra va registrando cuanto hacemos. Este cambio en el clima deja sus rastros clarísimos para el futuro, si es que algún ser queda que pueda interpretarlo.
En uno de los viajes a la Alcarria, recuerdo haberme quedado muy intrigada por una perceptible franja de tierra seca y amarilla en los acantilados. Se dejaba ver en kilómetros de monte cercano a la carretera. Cada vez que voy, al verla, no dejo de preguntarme qué diantre de sequía sucedió y cuánto de prolongada fue, porque en altura pueden ser dos o tres metros de sedimento.
Es evidente que el tema me estimula.

alvarhillo dijo...

Efectivamente. Casi todas las montañas alicantinas son calizas. La zona norte que es la más montañosa es la estribación última de la Penibéticas. son montañas muy viejas y erosionadas. No tienen muchas formaciones singulares. Te destaco "els frares" en la sierra de Serrella
http://static.flickr.com/141/323367576_813ab96c29.jpg
Cerca del pueblo de mi padre que linda con el interior de la provincia de Murcia, la llamada sierra del Coto es un enorme yacimiento de marmol y justo al lado del pueblo se alza el llamado Cabeço de la sal. Es lo que se llama un domo de sal. Un gigantesco afloramiento de sal gema que se hunde a más de 2000 metros de profundidad.
http://ingenieriageologica.mforos.com/82422/6220761-geopaella-en-pinoso-alicante/
Saludos.

Ander Izagirre dijo...

Vaya, Alvarhillo, nos van a convalidar un curso de geología. En Álava hay un domo de sal de ese estilo y sobre él construyeron hace siglos las espectaculares salinas de Añana, una ingeniería de terrazas asombrosa. Algún día colgaré el reportaje que escribí sobre esas salinas, es una visita preciosa.

Lucía: ¿tres metros de sedimento reflejan una sequía? Me suena muy raro. Sé que no es lo mismo, pero cada una de las capas finas del flysch abarca diez mil años. Lo del cambio climático debería ser algo muy gordo de verdad para que quede reflejado, con lo que han hecho los humanos en dos siglos no creo que dé ni para unas cenicitas... Y no te pidas un geólogo de bolsillo: regálate una visita guiada en el centro Algorri de Zumaia, que merece la pena, de verdad (si puede ser, la visita que combina paseo a pie por los acantilados y paseo en barco).

eresfea dijo...

Preciosas imágenes, Ander. Tienes que cambiar "cromos" con las de Imanol de ese lugar.

J. dijo...

Veinte años no es nada. No. A contar calizas a Zumahia.

(Como se disfruta sabiendo. Envidia)

leandro dijo...

Perdona, Ander, pero el final del post es lo que más me ha gustado (y mira que las fotos son buenas). Eso de "Pinchad en las fotos y se ampliarán" suena mágico, ¿no?

Ander Izagirre dijo...

J., disfrutarías mucho visitando los acantilados. Sobre todo si fueras con tus alumnillos...

Leandro, tienes razón. Pura magia. Por muy asimilado que lo tengamos, todo esto (internés, las fotos digitales, los blogs) es pura magia.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.