viernes, 18 de enero de 2008

Ciclismo potable

Millones de personas de todo el mundo deben caminar muchas horas para llegar hasta una fuente, cargar bidones de agua y regresar a casa. Además, suele tratarse de agua no potable, cuyo consumo produce miles de enfermedades y muertes.

Unos compañeros de trabajo de Nerea han inventado un triciclo prodigioso para solucionar ese problema. 1. El agua se carga en un depósito trasero. 2. Mientras el ciclista pedalea de vuelta a casa, los pedales accionan una bomba que hace pasar el agua a través de un filtro. 3. Esa agua, ya purificada, se acumula en un segundo depósito que va en la parte delantera.

Mientras esperamos el modelo que convierta el agua en vino, admiremos el invento:

6 comentarios:

J. dijo...

Aguadores.

Caravinagre dijo...

Im-pre-sio-nan-te.
Brillante, es una gran idea (e historia). Es fantástica. ¿A esto también se dedican los diseñadores web? Hay que ver cómo avanzan las nuevas tecnología, jeje.
De verdad que es un invento fascinante y de muy buena voluntad. Esperemos que no caiga en malas manos y ayude a mucha gente.
A Nere la conocí en el Vienés, ¿no? ¡¡Qué magnificos trabajos hace!! Y he descubierto un par de cosas interesantes... jejeje.

Un abrazo.

Y... enhorabuena a toda esta buena gente que además tiene buenas ideas.

alvarhillo dijo...

Simple, util, genial.
Me parece maravilloso.

mòmo dijo...

Alucinante. ¡Lo que se puede conseguir observando las necesidades del prójimo!

Marc Roig Tió dijo...

Creía haber visto todos los tipos de bici imaginables en Holanda, pero no es cierto. Gracias por hacer divulgación porque creo que los medios en España y en parte del mundo preferirán dar noticias de muertes antes que esta.

Felicitaciones a los creadores. Una gran idea.

Ander Izagirre dijo...

Tienes toda la razón, Marc. Hay un montón de historias apasionantes (por la blogosfera circulan muchas) en las que no repara el periodismo convencional. Es una pena. El mejor ejemplo que conozco: www.fogonazos.blogspot.com

Caravinagre: miedo me dan tus descubrimientos.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.