sábado, 24 de mayo de 2008

Josu pasa una entrevista de trabajo a la islandesa

En la bahía de Dritvík encontramos una oficina de selección de personal de hace cuatrocientos anyos: cuatro rocas pulidas de 23, 54, 100 y 154 kilos, que los aspirantes a pescador debían levantar para demostrar sus capacidades.

Dritvík es una cala de arenas negras, custodiada por acantilados de lava, en un rincón perdido del lejano oeste islandés. A pesar de su lejanía, este refugio natural constituyó la mayor estación pesquera de Islandia entre los siglos XVI y XIX. En primavera llegaban a juntarse 50 o 60 barcos de remos y 600 hombres, que compartían una docena de casas de piedra con habitaciones y cocinas, cuyos restos aún pueden contemplarse en las partes más refugiadas de la bahía.

Muchos de los pescadores eran granjeros del interior. En el gélido y oscuro invierno islandés las granjas no dan apenas trabajo (los campos cubiertos de nieve, el ganado recogido en los establos), así que en enero o febrero muchos campesinos buscaban trabajo en la costa. Algunos caminaban por rutas inverosímiles, a oscuras y bajo cero, cruzando campos de hielo y desiertos de lava, con unos zapatitos de cuero de oveja -eran poco más que calcetines gruesos- y llegaban a las estaciones litorales.

En Dritvík debían levantar los pedruscos para conseguir el empleo. Quien quisiera embarcarse como remero y pescador de bacalao -y recibir así un buen sueldo-, debía levantar como mínimo la piedra de 54 kilos hasta una plataforma rocosa a un metro y pico del suelo.

En las fotos, Josu alza esa piedra de 54 kilos y demuestra que podría trabajar como pescador ártico. Yo, con la de 23, confirmo que mis capacidades pesqueras se limitan al pelado de gambas.

(Texto dedicado a Inaki Mendizabal, experto en deporte rural, en cuyo pueblo -Berriatua- utilizarían estas piedrecitas para jugar a pelota mano en el frontón).











8 comentarios:

eresfea dijo...

Tú puedes con la piedra, con las gambas y hasta con las cigalas.

albardäo dijo...

¡qué fantasma!
Lo de Berriatua no es para tanto. Usamos los piedrolos para hacer llaveros, nada más.
besarkada bat bioi eta laster arte

Paco Sancho dijo...

Con la pinta de lanzador de peso que gastas, ¿probaste a intentar atinarla por el agujerico del risco que tienes a tu izquierda?

Ander Izagirre dijo...

Gracias, Eresfea, eso es un amigo.

Albardao, harri horietako bat abioian eramango dizugu potrotan piertzing bat egin dezazun.

Paco, esa posición no es de lanzador de peso, sino de harrijasotzaile que gira sobre sí mismo con la esférica sobre el hombro. Una afición como otra cualquiera.

leitzaran dijo...

"Josu pasa una entrevista de trabajo a la islandesa"

Yo no veo ninguna islandesa por ningún lado... ¿Se han convertido todas en piedras?

leitzaran dijo...

Por cierto, la granizada que acaba de caernos en el Adarra hacía que te sintieses en Groenlandia (bueno, no... faltaba la priva...)

marruecos2008 dijo...

jajaja, que bueno, claro que aquí la prueba de trabajo seguro que se tacha de inconstitucional o algo asi, vendrían los de los derechos de los trabajadores y cerrarían el negocio, seguro.

un saludo, marruecos2008.

simona vinci dijo...

queste foto sono bellissime...sembrano scattate sulla luna.

buon ritorno a casa.

a presto.

simona

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.